PROYECTO INNOPREP

INNOPREP – Aplicador con clorhexidina para mejorar la eficacia y la seguridad en la asepsia del campo quirúrgico.

  • Categoría de la entrada:Noticias

PFP Termopolimeros, encabeza como líder el desarrollo de un innovador aplicador con clorhexidina alcohólica al 2% tintada que permita su empleo de forma segura para el paciente en el entorno quirúrgico, solucionando así un problema actual en el ámbito hospitalario, para lograr el objetivo se ha creado un consorcio formado por cuatro entidades que nos acompañará en el proceso, Vesismin Health que desarrolla productos especializados en el control de infecciones, AIMPLAS, instituto tecnológico del plástico, el centro de investigación del plástico de referencia en España y por último la Fundación para la Investigación del Hospital Universitario y Politécnico La Fe– Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe) que es una entidad sin ánimo de lucro que vertebra la política científica y la investigación e innovación del Departamento de Salud La Fe.

En PFP Termopolimeros disponemos de una nave industrial de 8.000 m2 con equipamiento suficiente para la fabricación de botellas y tapones por las técnicas de: extrusión Soplado y de inyección soplado, inyección y soplado de Preformas de PET. Toda la producción fabricada en dichas instalaciones se realiza bajo un Sistema de Gestión de la Calidad certificado bajo las normas ISO EN UNE 9001 (Gestión de la Calidad) y 15378 (Materiales de Acondicionado Primerio para Medicamentos GMP).

Además, la nave de PFP ha sido certificada (Certificado Sanitario) por el Ministerio de Sanidad para la fabricación de productos destinados a uso alimenticio. Todo el aire utilizado para el soplado de las botellas y para el movimiento de las máquinas es de calidad farmacéutica.

También disponemos de una Sala Blanca de más de 500 m2 GMP Clase C para la fabricación de envases farmacéuticos que deban estar sometidos a control ambiental durante todo el proceso de fabricación.

En el sector salud, los envases son la forma más frecuente de utilización del plástico. La mayoría de los medicamentos se dispensan en pildoreros por sus características únicas de impermeabilidad, flexibilidad, resistencia y capacidad de ser esterilizado (entre muchas otras). El plástico está presente en nuestras vidas diariamente, es por eso que fabricamos en Sala limpia (clasificación ISO 8) con un ambiente totalmente controlado donde se obtienen niveles muy bajos de contaminación con los estándares de calidad más elevados.


Las personas somos una de las principales fuentes de contaminación, portadoras de partículas y microorganismos. Debemos tomar las medidas oportunas para que la contaminación no llegue al proceso productivo.

El ser humano está colonizado por millones de microorganismos. Por ejemplo:

Partes del cuerpo

Bacterias / cm2

Cuero cabelludo

Aprox. 1,5 millones

Axilas

Aprox. 2,5 millones

Antebrazo

100 – 4.500

Espalda

300 – 350



El ser humano desprende también partículas “no viables” (no vivas) como fibras de ropa, fragmentos de piel, caspa, etc. y puede dispersar millones de partículas por minuto. Para evitar que estos microorganismos y partículas contaminen los productos que fabricamos debemos ser muy rigurosos en la higiene personal y en el uso de prendas protectoras que actúan de barrera entre nuestro cuerpo y el producto que fabricamos.

Se estima que cada año, aproximadamente cerca de 3 millones de personas en Europa adquieren infecciones nosocomiales (infecciones contraídas por un paciente internado en un hospital por una causa distinta de la infección por la que fue hospitalizado inicialmente), produciéndose unas 91.000 muertes anuales. Además del inmenso coste humano, este hecho supone un coste de 80 mil millones de dólares en todo el mundo, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Un adecuado programa de prevención, que incluya el uso racional de antibióticos, la mejora de la higiene de manos y la correcta realización de las técnicas asépticas es la medida más eficaz para evitar las infecciones nosocomiales. Así pues, los antisépticos y desinfectantes adquieren gran importancia en este sentido.

Actualmente, el sector de antisépticos para la preparación de la piel está dominado a nivel mundial por la povidona yodada, pero ésta tiene algunas contraindicaciones de uso y desde hace unos años, las guías internacionales recomiendan la clorhexidina alcohólica al 2% en 70% de isopropanol como sustituto ideal y más efectivo de la povidona yodada. En estudios recientes se ha estimado que esta sustitución puede llegar a reducir la infección de las heridas quirúrgicas en un 41%. Teniendo en cuenta que este tipo de infecciones representa un 25% del total y que se estima que el coste de cada una es de unos 25.000€ de media para el hospital, una reducción de esta magnitud puede hacer ahorrar millones de euros al Sistema Sanitario ya que se realizan más de 5 millones de intervenciones quirúrgicas cada año en España. De hecho, en el año 2016 la OMS publicó una Guía Global para la prevención de la Infección de herida Quirúrgica, que pretende ser de alcance global y trascender a las recomendaciones que se han venido proponiendo localmente.

En este proyecto queda patente la posición tan importante que tienen los productos con clorhexidina para disminuir la incidencia de infecciones quirúrgicas.

 

Deja una respuesta